Monseñor, Álvarez llama a feligreses a no tener «miedo» por el futuro de Nicaragua.

Rolando Alvares

 Monseñor Rolando Álvarez llamó a los nicaragüenses a no tener “miedo” por el futuro de Nicaragua, en referencia a los comicios electorales que se realizará en noviembre 2021 y para los que se necesitan reformas electorales profundas.

“Todos los nicaragüenses en el sí de Dios encontramos la fuerza y la fuente de nuestra liberación, el miedo paraliza inmoviliza, no tengamos miedo, no tengamos miedo a la incertidumbre, no tengamos miedo a la confusión, no tengamos miedo al otro, no tengamos miedo a lo que vendrá, no tengamos miedo por el futuro de Nicaragua, estamos en las manos de Dios y él no sostiene nos conduce en esta historia cargada de quebrantos, crisis, enfermedades y llantos”, expresó Álvarez en su homilía desde la Catedral San Pedro, Matagalpa.

El Obispo expresó que Dios camina con Nicaragua, por eso no hay que tener temor porque “venceremos” y gozaremos de una Nicaragua donde “no ruge la voz del cañón”.

“Dios es nuestra paz, nuestra esperanza y nuestra alegría, Él va con nosotros, camina con nosotros, vive en nuestra historia y nosotros vivimos en la historia de él, entonces por qué hemos de temer, por la intransigencia, por la ambición de algunos, por la crueldad de otros, por la ansias de poder de destacar, de protagonizar, no. Por qué en todo esto venceremos, por la fuerza del que nos amó, creemos en cielos nuevos y en tierra nueva, creemos en una Nicaragua donde todos convivamos como hermanos, sin ofendernos, ni humillarnos, es posible una Nicaragua donde nunca ruja la voz del cañón, ni los tambores de la venganza, ni pasadas de facturas, una Nicaragua donde entendamos que todos debemos vivir en nuestra tierra, que tenemos derecho y deber de sacar adelante por el bien de las futuras generaciones”, dijo.

blob:https://www.facebook.com/f44058d2-bbb9-476b-8bd9-ff91a834f817

Álvarez llamó a la feligresía a no perder la “esperanza” en una Nicaragua en paz y en justicia “una Nicaragua justa con los pobres, una Nicaragua donde las decisiones las tomemos los nicaragüenses, donde no se espere una orden de afuera para actuar, trabajar, producir, construir, una Nicaragua abierta al mundo, todos los que nos quieran ayudar pero con respeto a nuestros pensamientos, a nuestra identidad, una Nicaragua autóctona”, manifestó.

Deja tu comentario